Ir al contenido principal

Un fotógrafo, una foto, una historia: EUGENE SMITH



"Se llama Tomoko Uemura. Está envenenada por el mercurio que había en el vientre de su madre"


Tomoko en el baño. Fotógrafo: Eugene Smith


   Llegamos a creer que se podía cambiar el mundo a golpe de clic ...... no sé ...... el mundo gira


El poder de una fotografía y de un fotógrafo comprometido

(La periodista francesa Marie-Monique Robin escribe entre los años 1998 y 2000 una serie de artículos acerca de las 100 fotografías que han marcado la historia del fotoperiodismo en el siglo XX, a continuación se transcribe el texto publicado en 1998 por  El Pais Semanal, el cual forma parte de la serie "100 fotos del siglo XX")

Tomoko en el baño . Eugene Smith / 1972

   " Se llama Tomoko Uemara. Está envenenada y mutilada por el mercurio que había en el vientre de su madre". Éste es el pié, con el que se publicó esta foto irresistible, en junio de 1972, en la revista Life. " Hablo en nombre de los que no tienen voz", decía el fotógrafo Eugene Smith, que reveló al mundo la primera gran catástrofe industrial del siglo. 
   Todo empieza a principios de los años cincuenta en el sur de Japón. El grupo químico Chisso instala una planta en el puerto de Minamata, que vive de la pesca. Para sus procesos de fabricación, la empresa produce cloruro de mercurio metilado, que se arroja sin ningún tratamiento a la bahia. Poco después se habla de un "mal extraño", que provoca tétanos a los gatos y los mata. Luego, el mal empieza a afectar a los humanos, que nacen con los miembros deformes y graves lesiones neurológicas. En 1956 se identifica al culpable: es el mercurio, que infecta los fondos marinos y se deposita en la carne de peces y crustáceos, con lo que contamina la cadena alimenticia. Refugiado en su soberbia - con el respaldo del Gobierno japonés, que nada en pleno milagro económico -, el grupo Chisso no detiene la emisión del veneno hasta 1968, y, entonces, sólo porque el procedimiento ha quedado obsoleto. Mientras tanto, en el fondo de la bahía se han acumulado varios centenares de toneladas de mercurio. El mal de Minamata avanza inexorable, entre la indiferencia general. " Es un genocidio industrial ", escribe Eugene Smith, que había convertido el compromiso en la esencia estética de su vida. Nacido en 1918, hijo de un comerciante al que la Gran Depresión empuja al suicidio, Smith se ve obligado a trabajar desde muy joven, como reportero gráfico a la pieza, antes de ser contratado por Life, que le nombra corresponsal de guerra en 1942. El 22 de mayo de 1945 un obús, en la batalla de Iwo Jima, le estalla en el rostro y le hiere la mano. Necesita 30 operaciones para recuperar su capacidad. En 1956, Smith entra en la agencia Magnum, con una profesión de fe: defender la vida con el poder se su Leica. En 1970, el fotógrafo y su esposa Aileen -norteamericana de origen japonés- oyen hablar de la contaminación en Minimata. "Decidimos ir a fotografiar la resistencia de los habitantes para ser reconocidos como víctimas y obtener las justas reparaciones", refiere hoy Aileen. "Para nosotros se trataba de una obligación moral". La pareja se establece en Minamata. Muy cerca vive la familia de Tomoko Uemura. "Todos los días veíamos pasar a su madre, con ella a la espalda. Eugene pensó que podría ser un mensaje muy eficaz". Smith propone a la madre una sesión de fotografías y sugiere el momento del baño. "Quería una imagen que trasmitiese el amor materno de forma casi tangible", explicará después. La madre de Tomoko acepta, con el fin de " mostrar al mundo lo que la contaminación le había hecho a su hija". Por una ventana penetra con suavidad un hilo de luz. El fotógrafo añade dos lámparas de flash para destacar el juego de sombras. La madre entra en la bañera con su hija inerte en brazos. " Con los ojos llenos de lágrimas ", Eugene Smith hace " cinco o seis fotos: sabía lo que buscaba", murmura Aileen. Lo que llamaba " el momento decisivo ". Hasta que una foto atraviesa la película: con sus miembros mutilados que sobresalen del agua y el rostro tendido hacia la mirada afectuosa de su madre, Tomoko parece sonreír, " Era una imagen de amor ", dijo el fotógrafo. Una terrible imagen que arrancará definitivamente el mal de Minamata de la nada. "Gracias a esta foto, la contaminación industrial tenía, por fin, un rostro", afirma Ralph Nader, abogado de los consumidores en Washington. Luchador contra los excesos de la sociedad industrial, Nader se lanza, desde 1972, a una campaña de opinión en favor de las víctimas del mercurio. Resultado: en Minamata, las cosas empiezan a moverse. Con el apoyo de un movimiento de solidaridad, las víctimas presionan en los tribunales y en la calle. Junto a ellos, Eugene y Aileen Smith, que han jurado permanecer a su lado hasta que Chisso sea condenado a pagar las indemnizaciones. "Participaban en todas las luchas", recuerda Kimiyo Itoh, responsable de una asociación de víctimas. " A diferencia de los demás fotógrafos, que sólo vinieron a hacer unas cuantas fotografías, él se comunicaba con el corazón: por eso sus fotos tienen tanta fuerza". El 7 de enero de 1972 la pareja fotografía una manifestación ante una sucursal de Chisso. Una decena de guardias atacan a Smith y le golpean la cabeza contra un muro. Nunca se recupera de sus lesiones: su mano derecha tiembla y su ojo derecho ha perdido agudeza. Entretanto, Chisso es condenada, aunque todavía hoy no ha terminado mel caso: " El Gobierno elaboró un censo de 14.000 víctimas", explica Aileen Smith. " Pero para nosotros son muchas más. La lucha continúa". Después de la muerte de Eugene, en 1978, Aileen volvió a Japón. De esa experiencia sólo lamenta el deterioro de sus relaciones con la familia de Tomoko. " La foto no pudo impedir su muerte. Para ellos es una carga inmensa ser la familia que encarna, para siempre, el sufrimiento de Minamata".

 Texto: Marie-Monique Robin 


Entradas populares de este blog

Historias de la fotografía: LA FOTOGRAFÍA CONCEPTUAL

FOTOGRAFÍA CONCEPTUAL




“ La idea se convierte en una máquina que hace arte” (Sol  LeWitt) 

En los  artistas conceptuales  las ideas sobre la obra prevalecen sobre sus aspectos formales o sensibles, en el caso de los Fotógrafos conceptuales  estos tienden a definirse  como artistas que “usan”  la fotografía.
John Hilliard ( 1945 ) proviene del mundo del arte, estudió escultura en la St. Martin Schol of Art de Londres, para más tarde centrarse en  la fotografía.
“Una de las diferencias entre la gente que viene del mundo del arte y hace fotografía y cualquier otro que haga fotografías de reportaje, documentación………. , es que estos segundos quizá respondan de una forma inmediata a algo que ha pasado y tienen que reaccionar con mucha rapidez, aunque muchas veces creen fantásticas imágenes como Cartier-Bresson o Weegee por ejemplo. Pero en mi caso esto no sucede, ni les sucede a la mayoría de los artistas; durante un tiempo piensas la obra que vas a hacer, lo planeas. En mi caso empleo diag…

Un fotógrafo, una foto, una historia: FRANK FOURNIER

¡ No maten al fotógrafo !
“Mientras personas reales están por ahí matándose entre sí o matando a otras personas reales, el fotógrafo permanece detrás de la cámara para crear un diminuto fragmento de otro mundo: el mundo de imágenes que procura sobrevivir a todos.    Fotografiar es esencialmente un acto de no intervención. Parte del horror de las proezas del fotoperiodismo contemporáneo tan memorables como las de un bonzo vietnamita que coge el bidón de gasolina y un guerrillero bengalí que atraviesa con la bayoneta a un colaboracionista maniatado proviene de advertir cómo se ha vuelto verosímil, en situaciones en las cuales el fotógrafo debe optar entre una fotografía y una vida, optar por la fotografía. La persona que interviene no puede registrar; la persona que registra no puede intervenir.”
(Susan Sontang “Sobre la fotografía”)

(La periodista francesa Marie-Monique Robin escribe entre los años 1998 y 2000 una serie de artículos acerca de las 100 fotografías que han marcado la historia…

Un fotógrafo, una foto, una historia: ALBERTO DÍAZ "KORDA"

La niña de la muñeca de palo

“Estoy en una finca  en Pinar del Rio tomando unas fotos de campo para una publicidad y me encuentro con una niñita de tres o cuatro años que abrazaba un pedacito de madera , y esa niña me coge mucho miedo cuando me ve un extraño con un aparato fotográfico y se arrincona en una esquina y le decía al palito,  le pasaba la mano y le decía , “no llores mi nene , no llores mi nene” . Ese palito era su muñeca , porque esa niña nunca había tenido la oportunidad de tener en sus brazos una muñeca . Después de esa foto yo decidí que,  aunque yo fuera fotógrafo…. que no fuera un guerrillero que  había luchado en la sierra ni mucho menos , yo debía dedicar mi trabajo a la revolución que nos prometía cambiar esa desigualdad  … y así lo hice.”  (Alberto Korda).

Alberto Díaz Gutiérrez, más conocido como Alberto Korda (14 de septiembre de 1928 – 25 de mayo de 2001), En palabras de su hija Norka “ Simpatizante de la revolución cubana y más que nada de Fidel Castro, pero no…

Un Ovo de catro xemas (Fotosconhistoria)

Pobra do Caramiñal, década de1960. Os días de mercado, as mulleres de Vilanova acudían no Vapor que comunicaba ambas marxes da Ria de Arousa para vender as súas mercancías na actual Praza de Maura, naqueles tempos coñecida como Praza dá Verdura. Nela atopábase un establecemento que exercia como Bar e Pensión coñecido como "O Traspaso" propiedade de Juan Davila.
Na fachada do devandito establecemento, ao carón da porta e nun pequeno oco que nela había , afacía instalar o propietario un pequeno altofalante co que amenizaba os días de mercado cunha variada selección de música clásica. Tamén era posuidor D. Juan dun loro, o cal , de cando en vez , gustaba pasearse encaramado enrriba dun can que tamén habitaba no local. Ao parecer, xa naqueles tempos, o prezo do Kilowatio era un gasto inasumible para calquera negocio e non atopando mellor xeito de remedialo, deu en modificar dalgún xeito o cableado electico encostado á fachada do inmueble de tal xeito que a roda do contador virase…

Historias de la fotografía: LA FOTOGRAFÍA PSIQUIÁTRICA

FOTOGRAFÍA PSIQUIÁTRICA


"El fotógrafo [a diferencia del Metafísico y Moralista, el Médico y el Fisiólogo] no necesita la mayoría de ocasiones de un discurso propio, prefiere escuchar, con la imagen delante, al silencioso pero elocuente lenguaje de la naturaleza. – para él es innecesario utilizar los vagos términos que denotan una diferencia en el grado de sufrimiento mental, como por ejemplo aflicción, pena, pena profunda, dolor, melancolía, angustia, desesperación; la imagen habla por si misma con la mayor precisión e indica el punto exacto que se ha alcanzado en la escala de infelicidad…”


De esta manera definía la fotografía  Hugh Welch Diamond  psiquiatra y fotógrafo (Inglaterra 1808 – 1886 ).Convencido, de acuerdo a las corrientes fisiognomónicas en boga, de que el diagnóstico podía deducirse de la expresión facial. En 1858 se publica su serie “Portraits of de insane” como base de las ilustraciones litográficas de la serie de e…

Que carallo es esto

Mire usted....si tengo que quedarme con una manera de entender la fotografía, pues que quiere que le diga,... me quedo con la de "este talento en estado puro" con su idea de "recoger la foto", con el buen hacer de Virxilio Vietez, fotógrafo de oficio, sin pretensión artística pero si empeño en hacer bien su trabajo. En una entrevista maravillosa dentro del programa "La mirada fotográfica " de rtve decía cosas como estas.
" Una cosa fundamental de la fotografía es que la imagen sea nítida y transparente, no soy partidario de las imágenes borrosas, cuanto más nítidas mejor... como fue siempre. Si usted tiene ahora aquí este vestido y hay una simple araña pequeñita que esta subiendo y en ese momento "se recoge la foto", se retrata la araña.... esa es una buena imagen, pero si ahora le sube a usted por aquí una gallina y no se ve ni la gallina... esa es una mala imagen...porque ve usted un montón de plumas y eso que es....un cuervo, una gallina …

Un fotógrafo, una foto, una historia : WILLIAM KLEIN

" PROVOCACIÓN "


"Siempre he amado el equipo amateur de la fotografía, fotografías automáticas, fotografías accidentales con composiciones no centradas, cabezas cortadas, lo que sea." (W. Klein)
New York 1954, mi viejo barrio, el Candy Store … una especie de estanco, locutorio, venta de periódicos y de Banana Split; cuartel general de los niños, uno viene y posa en cuclillas, otros van cogiendo posiciones, ellos mismos se colocan …… todo en orden ….. los anuncios, las siglas, camisas hawaianas ….. ¡¡¡ esto es una foto !!!  Pongo el negativo en la ampliadora, juego con el enfoque ….. ,los tonos blancos se mueven se difuminan los negros ,  esto ya es …. ¡¡¡ Otra foto !!!  ….. y porqué no.
"El filtro adecuado, la película adecuada, la exposición correcta - nada de eso me interesó mucho. Tuve sólo una cámara para empezar. De segunda mano, dos lentes sin filtro, nada de eso. Lo que me interesaba era conseguir algo en la película para poner en una ampliadora, tal vez p…

La dignidad por los suelos

A la llamada de los tambores, sin poder remediarlo, el fotógrafo aficionado se dirige hipnotizado al lugar de donde proviene semejante estruendo. Procesión de Semana Santa, Pasos, Cofrades. Desenfunda su cámara y comienza el espectáculo. Primero desde la acera, la emoción del momento le hace dar un paso al frente ... a los medios ... una Magdalena, un San Pedro ... a lo lejos llegan los Pasos, los Cofrades, los Capirotes. Prudente, se retira nuevamente a la acera, busca un punto de apoyo para situarse en cuclillas. Unos pequeños árboles recién plantados ... ¡parecen firmes! ... Unas fotos, otro árbol, más fotos. Algo pasa.... algo se mueve ... el árbol se va ...se va ... se fue... se fue el árbol al suelo y tras él el fotógrafo. Una rodilla maltrecha, una herida en una mano, la cámara a salvo y la dignidad por los suelos  tras comprobar las risas y el cachondeo de los señores Cofrades.